[08:30, 1/12/2017] Rene Alberto Jornada: Buenos días

Franja Sur:

El mensaje del secretario mayor

› René Alberto López

E-mail: ralopez22@hotmail.com

El secretario de Gobierno Gustavo Rosario Torres fue el primer funcionario de la administración de Tabasco que se presentó ante los legisladores del Congreso del estado para cumplir con el protocolo que se sigue después del informe del gobernador.

Pero no fue solo a pararse en la tribuna de la Cámara de Diputados a fin de dar a conocer los trabajos y avances en materia de su encargo. Fue más allá y, consciente de una de las dolencias de esta entidad, lanzó un mensaje que se debe revisar con atención.

Así, el funcionario con más cartel en la administración que encabeza Arturo Núñez Jiménez, con oficio, experiencia y diestro en el quehacer público demostró porque tiene bajo su responsabilidad la conducción política interna del estado.

El secretario desplegó un mensaje que se puede resumir en dos palabras: reconciliemos Tabasco.

Dijo: “Como tabasqueño y como secretario de Gobierno, tengo la convicción que debemos respetar a Tabasco con toda seriedad y optimismo: construir acuerdos para un futuro mejor; dialogar en el estricto sentido del término”.

Por otra parte señaló: “Los problemas de cualquier sociedad, para resolverse, requieren como precondición la buena fe, el deseo genuino de ser mejores ciudadanos, de ser auténticos servidores públicos, de tener suficiente empatía con los que acuden a nosotros a respetar la ley”,

Esto es, clamó por el diálogo y respeto para resolver cualquier diferencia y no es la primera vez que escuchamos al funcionario demandar la concordia para resolver conflictos.

Y, abordó otro tema que, a diario imploran ciudadanos en las calles, centros de reunión y, en las redes sociales: combatir la corrupción en la esfera de gobierno.

Y es que Rosario Torres, señaló: “Todos los recursos bajo resguardo de cada dependencia deben ser aplicados para el servicio de los tabasqueños, cualquier desviación será sancionada con la severidad que debe hacerse, y en este tema solicitamos la ayuda de todos los tabasqueños para que cualquier irregularidad sea denunciada de inmediato”.

La verdad, la verdad, en todos los partidos políticos con registro en Tabasco hay elementos talentosos que, si se unieran y trabajaran codo a codo, junto por el bien del estado, otro sería el destino de esta entidad.

Pero desafortunadamente la pasión de nuestra clase política sale a flote, así como la arrogancia, el revanchismo y surgen como siempre los pleitos que, desde que surgió la oposición en Tabasco, no paran.

Baste recordar que dos tabasqueños pudieron gobernar este país, si solo se hubiesen puesto de acuerdo. Me refiero a la elección presidencial de 2006, cuando Andrés Manuel López Obrador y Roberto Madrazo fueron candidatos a Los Pinos.

Se perdió una oportunidad grandiosa con la que se hubiera conseguido el desarrollo, no solo de Tabasco, también de los estados del sureste, pero el inacabable pleito entre políticos tabasqueños dejó a esta región como el perro de las dos tortas:

Ni López Obrador, ni Roberto Madrazo, y le abrieron las puertas del Palacio Nacional a un político ladino como Felipe Calderón, que dio continuidad a la debacle de este país.

Por eso, el discurso del secretario de Gobierno es un llamado a la reflexión, una convocatoria a la unidad, a la civilidad, al dialogo, el mejor instrumento de la política. Y, Tabasco necesita de esas herramientas en víspera de un año electoral.

Comentarios Facebook